Crema De Calabaza Con Jengibre

¡Me encantan las cremas de verduras! Son la opción perfecta para una cena suave, pues resultan muy relajantes y reconstituyentes, sobre todo en las estaciones frías; y en estaciones más cálidas, se pueden tomar templadas o fresquitas.
Puedes disfrutar de esta receta fácil, nutritiva y ligera crema de calabaza, se hace en menos media hora, y es súper reconfortante cuando se llega a casa con frío, para cenar, y en realidad ¡a cualquier hora del día!
Se puede hacer más cantidad y guardarla en la nevera, es económica, de un dulzor muy agradable y fácil de digerir.
El jengibre aporta un toque de contraste y hace que la crema nos aporte más calor interno. Si no tienes, o no te apetece, puedes omitirla o añadir otras especias, como cúrcuma y pimienta.

Ingredientes (para una persona):

– 1 cebolla mediana
– 1/2 calabaza pequeña (200-300g)
– 2 C aceite de oliva virgen extra bio o aceite de coco bio virgen extra.
– 1 c sal marina o del Himalaya
– 1/2 c jengibre en polvo seco o fresco (opcional)
– Agua de calidad.

Preparación:

– Pelar y cortar la cebolla en láminas o en daditos.
– En una cacerola, rehogar con el aceite a fuego medio durante unos 10 min. Añadir un poco de sal y el jengibre. Remover de vez en cuando para que no se pegue.
– Pelar y cortar en cuartos medianos la calabaza. Rehogar junto con la cebolla unos 4-5 minutos más, removiendo.
– Añadir agua que no llegue a cubrir del todo las verduras, si se desea una consistencia más espesa, o cubrir, si se desea una consistencia más ligera. Llevar a ebullición.
– Dejar hervir unos 15-20 minutos.
– Triturar con una minipimer hasta lograr una textura homogénea. Servir en un bol o plato hondo.
– Añadir al gusto toppings de superalimentos , unos germinados, una ramita de menta o hierbabuena o unas semillas, como elemento decorativo, para darle textura, y añadirle propiedades beneficiosas.